"Nuestra primera cita", Richie Kotzen

Por Redaccion Orbitarock el Dom, 10/19/2014 - 12:00

"Esta es nuestra primera cita", fueron las palabras de Richie Kotzen para definir su primer concierto en Bogot√° el pasado 18 de octubre de 2014. Despu√©s de visitar varios pa√≠ses de Latinoam√©rica, este virtuoso guitarrista hizo una parada en el Teatro¬†El Dorado¬†ECCI, donde entreg√≥ todo a un p√ļblico que respondi√≥ con euforia total desde el primer segundo en que el artista subi√≥ al escenario, sentimiento que permaneci√≥ incluso despu√©s de finalizado el show.

Fue una noche fr√≠a, eran la siete y media y la fila no era muy larga. Las puertas se abrieron pasadas las ocho. El teatro no se llen√≥ por completo pero en el ambiente se sent√≠an las ansias. Alrededor de las ocho y media Carlos O√Īoro, organizador del evento, fue el encargado de dar la bienvenida a los asistentes, m√°s que una bienvenida, fue una invitaci√≥n a continuar apoyando eventos como estos, donde se exalta la calidad musical.

El encargado de abrir la noche fue Jos√© Fernando Cortez y su power trio. La fuerza de su guitarra se tom√≥ el ECCI. Aun cuando el p√ļblico respond√≠a t√≠midamente desde sus sillas, los solos de guitarra y el rock and roll se hacen m√°s potentes cada vez, Jose Fernando no duda en lucirse y se lanza entre el p√ļblico logrando generar ovaciones, el guitarrista expresa su alegr√≠a por ser telonero de Richie Kotzen, quien en alg√ļn momento seguramente le sirvi√≥ de inspiraci√≥n. Con la guitarra por los aires se cierra su presentaci√≥n. Casi eran las nueve de la noche y el p√ļblico espera inquieto el plato fuerte de la noche. Comienza la cuenta regresiva.

Casi media hora despu√©s Richie Kotzen sale a escena. El p√ļblico se enloquece, todos dejan sus sillas para ubicarse lo m√°s cerca posible del escenario. Los gritos de emoci√≥n no se hacen esperar. War Paint fue la canci√≥n de apertura, el poder y la voz de Kotzen envuelven hipn√≥ticamente a los asistentes.

A medida que avanza el show se logra apreciar el virtuosismo de un genio de la guitarra que, con su simpleza y carisma, logra transmitir la pasi√≥n que hay detr√°s de su m√ļsica, de igual forma los asistentes responden a cada movimiento o mirada que Kotzen lanza. La interacci√≥n entre el p√ļblico y el m√ļsico es exaltada por el mismo, quien no duda en agradecer por tan c√°lido recibimiento. Despu√©s de tres canciones Kotzen presenta Cannibals, producto de su nuevo trabajo musical, canci√≥n que sin ser muy conocida es bien recibida entre gritos y ovaciones para la banda en escena.

Avanza el concierto, ya la conexi√≥n es total, no hay duda alguna de que estamos en presencia de un monstruo de la guitarra que como artista se empe√Īa en dejarlo todo sobre el escenario. Kotzen le entrega la batuta sus compa√Īeros de banda, Mike Bennett y Dylan Wilson quienes se ‚Äúenfrentan‚ÄĚ en un duelo instrumental lleno de la fuerza y el poder caracter√≠sticos de la bater√≠a y el bajo. El guitarrista vuelve a escena, pero para sorpresa de todos se sienta en la bater√≠a advirtiendo lo que podr√≠a ser un desastre. Se da inicio a Help me, una canci√≥n que enloquece al p√ļblico. Despu√©s de unos momentos al frente de la bater√≠a, el poder de la guitarra irrumpe en el escenario nuevamente. Todos corean las canciones mientras saltan, la sinergia es total bajo un techo que da la apariencia de un cielo estrellado. Es una noche m√°gica.

¬†Fueron catorce canciones impecables que calentaron la noche fr√≠a de Bogot√°, el p√ļblico m√°s que satisfecho se retira con una amplia sonrisa en sus rostros, es la satisfacci√≥n de poder presenciar a un gran artista, un virtuoso de la guitarra que comparti√≥ y entreg√≥ todo de s√≠ para lograr un excelente show.

 

Por: Nathalia Sánchez M.

Contenido relacionado
Fotografías