Red Hot Chili Peppers en Colombia: Un concierto incansable

Por Redaccion Orbitarock el Lun, 09/12/2011 - 22:24

Sin lugar a dudas la banda californiana Red Hot Chili Peppers es una de las más grandes del planeta, pero refiriéndonos propiamente a Colombia esta banda es tal vez de las más populares que jamás han sonado en nuestro país, con más de 20 años de carrera este fue uno de los pocos conciertos en los que el publico coreo más de 80% de las canciones presentadas.

 

Por Colombia inició el show la banda afro caribeña llamada Son Batá de Medellín presentando ritmos alternativos y muy autóctonos de la región pacifica colombiana con los cuales los asistentes ya podían empezar a bailar por su gran calidad musical y ritmos alegres.

 

La cuota internacional estuvo a cargo en primera instancia por la banda originaria de Oxford (Inglaterra) llamada Foals; banda que salió al escenario con bastante aceptación del público a pesar de no ser una banda muy conocida en nuestro país, con su indie rock y gran calidad musical conquistaron al público con temas con mucho ritmo y una gran puesta en escena. Jack Bevan, baterista de la banda impresiono a los asistentes con la energía y calidad musical demostrada en escena, así como Yannis Philippakis vocalista y guitarrista quien tuvo el control a lo largo de la presentación del ritmo que seguía la banda; con su voz excepcional mostrada en las canciones más tranquilas de la banda demostró que deben tenerlos en cuenta para muchos mas espectáculos por la variedad de ritmos que la misma maneja, se pudo apreciar algunos muy alternativos, así como canciones funk a las cuales los asistentes no dudaban en responder con bailes y ovación.

 

La banda despidió los actos preliminares al concierto central con una total aceptación del público.
Con un lleno total en el Parque Central Simón Bolívar de la ciudad de Bogotá se comenzaron a desmantelar los amplificadores y demás equipos que iban a ser usados por la banda originaria de California; se inicio la prueba de instrumentos y sonido; el publico que además conto con la asistencia de bastantes integrantes de la farándula local colombiana hizo notar la impaciencia por ser la primera vez que esta banda visitaba nuestro país.
El momento llego y el primero en salir a escena fue Chad Smith, quien se ubico de pie en la batería con los brazos arriba como saludando al público, hombre de gran estatura comparable a su calidad en la batería demostrada no solo a lo largo de toda su carrera sino también en su proyecto alterno muy sonado en nuestro país como lo fue Chickenfoot.

 

Con un escenario simplemente espectacular con tanta iluminación direccionada a la banda como hacia el público, cuatro pantallas gigantes verticales de fondo en el escenario y dos más a los lados de la tarima, características que invocaban un espectáculo sin igual, fueron saliendo a escena cada uno de los integrantes de la banda, cada uno como se ha caracterizado por su teatralidad y puesta en escena: Chad con una gorra característica y vestido con un atuendo totalmente rojo haciéndole honor al nombre de la banda, Flea con el torso desnudo y el cabello pintado de violeta demostrando como ya es costumbre mucha alegría, Anthony Kiedis con un vestido de cola bastante colorido y con nuevo look respecto al mostrado en sus anteriores lanzamientos musicales. Tal vez al que extrañamos todos en esta formación fue al gran John Frusciante, guitarrista de la banda por varios años y con el cual la banda grabo varios de sus álbumes más exitosos; en reemplazo de este tuvimos Josh Klinghoffer quien en contraste con sus compañeros de banda lucia un estilo mucho mas descomplicado y alternativo pero de igual manera con una gran calidad musical.

 

Empezaron con pie derecho. “By The Way” del año 2002 fue la primera canción en sonar y el público enloqueció, tal vez muchos no podían creer que este show hubiera sido una realidad, cada uno de los integrantes de los Red Hot Chili Peppers fue un show independiente. Cada uno parecía una banda independiente, con mirar a uno solo de ellos ya se vivía un show, hasta su nuevo integrante tenia estilo independiente, un estilo mas grunge. Todos y cada uno de ellos complementan muy bien la banda en vivo por su estilo medio loco lleno de bailes y energía; los Red Hot Chili Peppers dejaron clara una cosa el Rock sí se baila.

 

En el set list del concierto siguieron canciones de su nuevo álbum “I’m With You” como “Monarchy Of Roses”, “Look Around”, “Ethiopia” y  “The Adventures of Rain Dance Maggie” las cuales no fueron la excepción para ser coreadas por el público. Se podría pensar que los “Chilis” jamás esperaron llegar a presentarse en Colombia y que el público asistente se supiera de memoria la gran mayoría de las canciones presentadas incluyendo sus nuevos lanzamientos.

 

Como era de esperarse también se escucharon canciones clásicas y muy conocidas en Colombia como “Under the Bridge”,  “Can t Stop”,  “Parallel Universe”, “Otherside” o  “Californication” todas recibidas con locura por el público; ésta una de las bandas que no pueden satisfacer a su público en un solo concierto, quedaron pendientes temas como “Aeroplane”, “Around the World”, “My Friends”, “Road Tripin’” entre muchos otros. Un tema con el cual el publico más respondió con saltos y gritos, tal vez la misma energía plasmada en la canción por sus propios interpretes fue “Higher Ground” (cover de Stevie Wonder); todas estas canciones acompañadas además con unos excelentes medios visuales, llenos de imágenes unas un poco psicodélicas, otras mostraban imágenes aleatorias y otras lo que sucedía en la tarima ubicada en el Simón Bolívar.

 

Después de dejar mucha energía en la tarima y además después que Anthony quien empezó con una gorra tipo hopper y un atuendo bastante particular, ya se encontraba casi con el torso desnudo e incluso se había puesto un brassier para cantar una de sus canciones, mostrando al publico la calidad y la variedad del show además de la impresionante puesta en escena de una de las mejores bandas del mundo.

 

El cierre no pudo ser mejor, y una de las canciones insignia de su álbum “Blood Sugar Sex Magik” del año 1991 fue la escogida. Anthony se quita la camiseta y quedan a la vista sus característicos tatuajes para interpretar “Give It Away”. En el público se pudo apreciar asistentes saltando, otros bailando, otros tomando tantas fotos como podían, y en la tarima era parecido, los Red Hot Chili Peppers bailando y saltando de la forma como solo ellos lo saben hacer.

 

Un concierto de total conexión entre público y artistas, tal vez mas que en ningún otro concierto, como inicia este articulo, es curioso que esta banda venga por primera vez a Colombia a tocar temas clásicos y nuevos, la mayoría cantados de memoria por alrededor de 30000 asistentes, lo más probable es que lo Red Hot Chili Peppers no se esperaban semejante respuesta del público en nuestro país; en realidad fue un concierto muy corto e incansable.

 

Por: WILLIAM ACUÑA
william_acuna@orbitarock.com

 

Fotografias: DAVID MARTIN
david_martin@orbitarock.com

{loadposition galeriaredhot}