Rock in Rio 2013 hace honor a su nombre

Por Miguel Acu√Īa el Dom, 09/15/2013 - 13:50

El multitudinario festival Rock in Rio hizo honor a su nombre y su edición carioca dedicó su noche al rock, con las actuaciones que subieron los decibelios como las de Muse, Thirty Seconds to Mars o The Offspring.

La banda brit√°nica Muse, con su rock oscuro, cargado de mensajes metaf√≠sicos, era la cabeza de cartel y sali√≥ al escenario poco despu√©s de la media noche, con los acordes pesados de "Supremacy", tema del √ļltimo disco del grupo, suavizados por la voz de falsete de Matthew Bellamy, que enganch√≥ a los brasile√Īos desde el primer instante.

El poderoso directo de Muse encant√≥ al p√ļblico, que hoy ten√≠a un perfil m√°s rockero, como era palpable hasta en la indumentaria de muchos de los 85.000 espectadores presentes en la Ciudad del Rock, que en gran medida se decantaron por las camisetas negras t√≠picas de este estilo musical.

En el programa del grupo británico no faltaron sus temas más populares, como "Uprising", "Starlight" o "Survival", canción oficial de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, que dejaron para el final del espectáculo, que cerraría Bellamy tocando "Knights" con su armónica.

Antes, el grupo Florence and the Machine puso un toque místico a la noche rockera, con el desmesurado chorro de voz de la intérprete, Florence Welsh, que hizo gala de una gran habilidad para manejar a la audiencia recorriendo el escenario de punta a punta y con un directo poderoso, que inmiscuye al espectador.

El grupo estadounidense Thirty Seconds to Mars ofreció un concierto lleno de energía, muy interactivo, con globos, acróbatas, papel picado y en el que sus seguidores se pudieron divertir mucho con las excentricidades de su líder, el cantante y actor Jared Leto.

Leto, ataviado con una camiseta blanca con la leyenda en ingl√©s "Amo a R√≠o", se subi√≥ a la tirolina que est√° instalada frente al Escenario Mundo y vol√≥ por encima de decenas de miles de personas poco antes de interpretar la canci√≥n "Up in the air", de su √ļltimo disco y con la que cerr√≥ su presentaci√≥n.

Todos los integrantes de la banda se pusieron tambi√©n la camiseta de la selecci√≥n brasile√Īa de f√ļtbol y permitieron que unos pocos espectadores se subieran al escenario mientras tocaban las √ļltimas canciones.

El escenario principal tambi√©n tuvo espacio para el grupo de rock brasile√Īo Capital Inicial, que invit√≥ al p√ļblico local al recuerdo con canciones de sus a√Īos dorados, a finales de los 80 y a lo largo de los 90.

Uno de los conciertos m√°s esperados de todo el Rock in Rio era el de la banda californiana The Offspring, que dio un espect√°culo lleno de adrenalina con todo su repertorio de √©xitos de los a√Īos 90.

El "show", de poco m√°s de una hora, dej√≥ con la miel en los labios a un buen n√ļmero de seguidores debido al menor espacio frente al Escenario Sunset, el segundo tablado del festival, donde toc√≥ la banda californiana por decisi√≥n de la organizaci√≥n, no exenta de pol√©mica.

Los seguidores se api√Īaron frente al escenario abarrotado y muchos se tuvieron que conformar con ver el concierto desde un lateral, donde no llegaba con plenitud el sonido de los altavoces, lo que gener√≥ protestas en el sector del p√ļblico afectado.

El Sunset también carece de las enormes pantallas del escenario principal, por lo que los seguidores más bajos de estatura tuvieron que seguir la interpretación del cantante Dexter Holland a través de las pantallas de los teléfonos con cámara con los que los más altos grababan el concierto.

El Rock in Rio comenzó el viernes, con Beyoncé como cabeza de cartel y ofrecerá otras cinco noches de conciertos.

Fuente: EFE 

En esta nota: